Cuando sos joven soñás.
Soñás con ese ser del que te enamorarás perdidamente; soñás con ese sitio al que llamarás "casa"; soñás con ese trabajo por el que estudias y el éxito que te traerá; soñás con ese destino que te espera al final, con ese momento perfecto lleno de todos esos detalles que tanto y tan perfectos soñaste... pero vas creciendo y todos esos sueños parecen diluirse, se alejan en la medida que das pasos hacia adelante. Y entonces te dicen que debes hacerte grande, que debes crecer, volverte adulto y, obviamente, dejar de soñar.
Lo que no te dicen es que si bien te enamorarás perdidamente ese ser no será perfecto; que tal vez en algún momento, tendrás ganas de matarlo (no literalmente, obvio) y salir corriendo; que por mucho que ames, más de alguna vez querrás estar solo y con vos mismo como única compañía; que, tal vez, desearás otra piel, otra voz, otra mirada, y que nada de esto significará que amas menos o no amas.
Lo que no te dicen es que ese sitio al que llamarás "casa", no está formado por paredes, puertas y ventanas, sino por corazones y almas.
Lo que no te dicen es que por más que estudies y trabajes de lo que te gusta, habrán días malos, situaciones difíciles, complicaciones que hagan que debas volver a empezar; y, por sobre todas las cosas, lo que no te dicen es que el éxito no es el dinero, el prestigio, la fama o el reconocimiento social.
Lo que no te dicen es que lo realmente importante es el camino que recorres y no el destino que alcanzas.
Lo que nadie te dice es que los únicos momentos perfectos son aquí y ahora.
Pero lo que sí deberían decirte es que dejes de idealizar; que dejes de buscar una perfección inexistente. Lo que deberían decirte es que te vacíes de prejuicios y preconceptos; que dejes de seguir caminos que otros marcaron. Lo que deberían decirte es que vos elijas tus pasos, la dirección de los mismos, el ritmo. Lo que deberían decirte es que también, si querés, podés detenerte y cambiar el rumbo, y que no hay nada malo en ello. Lo que deberían decirte es que podés volver a empezar, todas las veces que quieras, que creas es lo mejor para vos. Lo que deberían decirte es que las únicas reglas que valen en tu camino son las que vos mismo elijas; las que te hagan sentir pleno y sereno con vos mismo.

...reflexiones de un día en la playa.

"Lo que quiero es que me beses, como sólo tú sabes hacerlo.
Lo que quiero es que te olvides del mañana y vivamos el presente porque estamos despiertos.
De los sueños nos cansamos porque todos son inciertos.
Que desde nuestra cama se ve el techo pero no necesito otros cielos.
Sacudiste mi mundo y ahora lo veo todo claro.
Que te tengo aquí y ahora, no necesito más decorados.
Que tú y yo nos amamos y con eso nos bastamos."
("Lo que quiero", de Elena Martín en "Relatos de un faro desorientado")


...vos y yo, y no necesitamos más.
"La mejor cosa que te puede suceder en la vida es encontrar a alguien que conozca de memoria todos tus errores, tus faltas, tus pasos falsos, tus defectos y tus debilidades, y que aún así continue a pensar que tú eres completamente increíble así!"
(M. Bisotti)



No sé si aún pensás que soy increíble.
Pero lo que sí sé es cómo me siento a tu lado...
cómo me hacés sentir vos.
A pesar de las caídas, siempre nos hemos vuelto a poner de pie...
juntos, porque juntos somos más fuertes.
Y yo, yo te sigo soñando...

Rara

“Me gusta ser una persona rara. Muy rara. De esas personas que aún miran por la ventana antes de dormir, por si está el cielo despejado y se pueden ver las estrellas. De las que se fijan hasta los que caminan con prisa y la mirada agachada hasta el suelo. Aún disfruto con canciones desconocidas que no salen en los Cuarenta Principales. Soy de l@s que toman Cola-Cao frío en vez de batidos. De esos raros, que si un tren me encanta, vuelvo a por él, aunque me arrolle de nuevo. Soy de acariciar todos los centímetros de tu cuerpo antes de hacerte el amor. De observar desde el asiento del autobús los vestidos de la gente en primavera. De sorpresas en peligro de extinción. De es@s que viajan y se sientan en la plaza más grande para escribir lo que piensan. Soy de decir ‘Hola’ en todas las tiendas en las que entro. De sonreírle a los que captan socios para la Cruz Roja. Y seguramente no sobreviva siendo rar@, pero moriré siendo un poquito más feliz…”
(Defreds)

Soy tantas en una.
Soy ésta y aquella.
Soy la que fui y la que seré... cualquiera ésta sea.
Soy la que no tiene que cumplir ninguna expectativa,
ni las mías y mucho menos las tuyas.
Soy porque siento y siento porque soy.
Soy lo que pienso y pienso lo que soy, siempre.
Soy ahora, en este momento.
Soy -tal vez- rara pero soy lo que quiero,
y seré todo lo que puedo... lo sé, lo siento.
Despierto y no entra el sol por la ventana. El frío continúa a ser el comandante de estos días. Pero de todos modos sonrío...

¿Por qué? ...¿acaso necesito una razón especial?

Porque sí... y, como digo siempre, ¿por qué no? Tal vez porque quedó funcionando el Spotify en random y la canción que me despertó hizo su magia... porque no dejo de ser esa niña curiosa que mira el mundo ilusionada... entonces mis pies cobran vida, bailan y esta sonrisa no se borra...


...voy por el café, ¿venís?
"No me gusta quien desaparece.
Me gustan las personas que están siempre,
aunque tengan millones de cosas por hacer,
no dejan jamás de hacerte sentir su presencia.
Eso, yo quiero presencia,
porque los sentimientos más verdaderos y profundos
son hechos principalmente de constancia."
(Serena Santorelli)

Por eso yo no quiero desaparecer de aquí, de esta playa íntima y personal donde podemos encontrarnos vos y yo. Aún si hay días que me pesan como lastras de cemento o la lucha contra la tristeza se hace complicada... pero deseo, quiero, encontrar el tiempo para conversar, aunque sea un ratito. o hacernos un guiño y sonreír, porque simplemente así nos habremos entendido.

Te estoy esperando, ¿preparo café?
"Amo el significado de Aeternum.
Significa para toda la eternidad.
Me gusta pensar que hay momentos,
personas y experiencias de la vida de uno
que son para siempre.
Aunque ya no estén,
aunque ya no sea lo mismo,
aunque el lugar físico ya ni siquiera exista.
Va a perdurar en el aire,
en alguna parte de todo el universo,
eso va a quedar siendo,
PARA SIEMPRE."


Hoy hubiese querido fuera un día más, uno sin algún significado. Pero más fuerza hago para no pensar, más insistente se hace el hacerlo.
Daría lo que no tengo para abrazarte una vez más, para mirarte a los ojos y decirte que te amo... porque nunca habrán sido suficientes esas en que lo hice.

No me olvides, porque yo no lo hago.