¿Cuánto (me) cuesta mostrar vulnerabilidad?
Tanto... tal vez demasiado;
tan acostumbrada a ser (la) fuerte que a veces temo confundirlo con orgullo,
porque cuando he abierto la coraza me han herido.
Y me convierto en juez y verdugo
de mí misma...
me condeno sin derecho a defensa
convenciéndome que debo estar mal hecha.
Me rompo pero sigo...
me coloco una sonrisa que evita preguntas.
No pido. Nada.
Porque... ¿y si no pudieses dármelo? o peor, ¿no quisieras?

Y entonces llegas
sin decir(me) nada
y simplemente... me abrazas.


Y soy... duermo contigo y soy.

40 comentarios:

  1. Parece que cuando nos atrevemos a ser vulnerables, no sólo recibimos heridas. Tal vez dejen más huella, pero seguro que son más las veces en que esa vulnerabilidad nos regaló el abrazo que necesitábamos, o la belleza de la vulnerabilidad del otro que viendo la nuestra se atreve a mostrarse...

    Hay que ser muy fuerte para mostrarse vulnerable y a la vez nos da fuerza.

    Precioso texto, Alma. Te recuerdo días atrás defendiendo con argumentos tu decisión de no pedir. Parece que en los miedos están las razones. Y yo pregunto ¿y si dicen que sí? ¿Y si agradecen que pidamos porque les permitimos ser útiles para nosotras, les permitimos demostrarnos que nos quieren? Un no puede ser simplemente a lo que pedimos, no a quien somos.

    Besitos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Alís no puedes imaginar cuánto me han servido tus palabras... me he quedado pensando en ellas desde anoche. ¿Qué quieres que te diga? ...son tantos y tantos años que soy la que todo lo puede, que ya no me acuerdo la última vez que me permití desarmarme, romperme... y menos aún, que algún otro me viera así. Es difícil de explicar...

      Gracias, de ❤️ gracias... besotes!

      Borrar
  2. Que complicados somos a veces con lo fácil que sería...

    Besos

    ResponderBorrar
  3. yo hace unos años contaba más mis penas, pero cada vez soy más reservado. siempre había alguien que juzgaba o que daba consejos de sabelotodo. precisamente eso es lo que yo trato de evitar cuando algún amig@ está en situación vulnerable. estoy al lado suyo escuchando sin juzgar, y si acaso animando con alguna pequeña broma de vez en cuando.
    besos!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Chema crecí con una nonna que me repetía que no había que contar mucho lo que te aquejaba, primero porque había un gran número de personas a las que realmente no le importaba; otros tantos que no te creerían, y por último, algunos que eso lo usarían para dañarte...

      ...ahora que me has hecho recordar esto, me quedo reflexionando.

      Besotes!

      Borrar
  4. Aparentar no ser vulnerable es el mayor símbolo de debilidad. Y vaya acompañante de sueños ese :)

    Besos dulces Alma.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Creo qué hay una diferencia entre “aparentar no ser” y que “me cueste mostrar que soy...” ...yo al menos la hago, Dulce. Yo sé de ser vulnerable, conozco mis propias fragilidades... sólo que me cuesta hacerlo ver... pero por suerte (mía) hay quienes superan todos los (mis) muros.

      Besos grandes como el mar.

      Borrar
  5. El problema es cavilar, Alma... Pide, acaso él no pide? Pide, y si no puede, no puede, y si no quiere, no quiere... Pero pide.

    Abrazos y más abrazos.

    ResponderBorrar
  6. Cuando quitamos corazas podemos resultar heridos, pero que bien sienta ese combate.
    Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hay veces que tienes toda la razón, Alfred...

      Un beso.

      Borrar
  7. ¿No hay cierta fortaleza en esa pretendida vulnerabilidad?

    ¿No es ella ya un refugio en el que resguardarse?

    ¿No hay en la queja repetida, ante esa vulnerabilidad, un intento de encontrarse, de una vez, a sí misma?

    ¿No radicará la vulnerabilidad, que no niego que pueda haberla o esté ya ahí, en el enfrentamiento consigo misma y no los demás?

    Juez, comprensible! Pero verdugo?...

    ¿No es esa misma sonrisa "impuesta" una muestra de cierta "debilidad" ante uno mismo?

    ¿No es todo un intento repetido de búsqueda de ese sí mismo..., aparente desconocido?

    Creo que todo puede estar al alcance de la mano... propia. Pero comprendo que llegar hasta ella puede ser todo un proceso...

    Abrazos Alma.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Seguramente el conocer mis propias fragilidades me ha hecho más fuerte, Ernesto.
      Y sí, siempre estoy en la búsqueda de mí misma... con todas las demás interrogantes me dejas pensando.... una vez más.

      Gracias... un besote.

      Borrar
  8. No veo mal en pedir.

    Es una de las formas más directas de conseguir lo que se quiere.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. No dije que estuviese mal, Guille... dije que a mí no me gusta hacerlo, que tal vez ese miedo a un “no” es más fuerte.

      Quiera que no, no hablo de ir de compras al shopping.

      Borrar
  9. Y a veces solo dejamos que fluya(n) cual agua de un río… Sabiendo que, de un momento a otro, nos inundará, y, entonces, seremos… sabiéndonos en(con) él…

    Tan hermoso como reflexivo…

    Abrazos y cariños enormes, y muy feliz finde, preciosa Alma 💙

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Pues sí, Gin... a veces sólo es cuestión de que todo fluya y el agua vuelva a su cauce.

      Besotes enormes preciosa 😘

      Borrar
  10. Ay Alma, si algo me aportó la pila de años que tengo es entre otras cosas,aprender a pedir, a dejarme ayudar, a dejar que los otros se encarguen de mi a veces.
    Fue un alivio soltar tanta presión, es una libertad muy grande poder hacerlo.
    Te conozco flaca, y sé por donde vas.
    Y quiero que te cuides, y que seas tu prioridad al menos de vez en cuando.

    Beso enorme chiquilla.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Ainssssssssss Ale... con vos suelto, sabés que lo hago... tanto tanto.
      Me cuido... y también tengo la suerte de tener amigas como vos, que “de vez en cuando” me tiran las orejas! 😛

      Smu@ckssssssssssssssssssss!!!

      Borrar
  11. La vida nos pone a prueba y algunas demasiado fuertes, eso nos obliga a sacar fuerzas de donde no hay, a desconfiar y a no esperar nada de nadie. Hay que saber a quien abrir los muros.

    Mil besitos, Alma y muy feliz tarde ♥

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ¿Sabes Auro? ...puede parecer el contrario, pero a mí me cuesta mucho confiarme, puedo contar algunas cosas más o menos importantes, pero aquello que realmente me ha herido, me agobia, mis miedos... esos detalles... muy muy pocos los saben.

      Besotes infinitos 😘😘😘

      Borrar
  12. Tan acostumbrada a ser la fuerte que parece como que no se nos permite mostrar algo de vulnerabilidad.
    Durante mucho tiempo me acostumbré (como si yo no sintiera el dolor, la tristeza o la pena) cuando lo único que quizá necesitaba era una simple pregunta : ¿tu como estás, Laura? 😉
    Sigamos rompiendo(nos) y recomponiendo(nos) ❤
    Besotes amor.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Te juro Laura que parece me hubieses “leído” dentro... aprendí de muy chica a hacerme responsable de mis elecciones, sean cuales sean... como decía el Principito “eres responsable de tu rosa”... y eso me llevó a ciertas decisiones, actitudes, por las cuales han llegado hasta llamarme “la roca... la insensible”...

      ...pero entonces llega alguien que, con una simple pregunta o ese abrazo tan (in)esperado, me desarma totalmente 😍

      Besotes osita y millones veces, gracias 😘

      Borrar
  13. Yo seré un pobre inocente, pero pienso que la gente que te quiere y que te aprecia, o bien es capaz de detectar cuándo te sientes vulnerable y te da esa fuerza que necesitas, o bien escucha tus problemas y acaba haciendo lo mismo. Sin utilizarlo en tu contra, sin ofenderte, sin juzgarte. Sólo dándote un abrazo, una caricia o una sonrisa. Y con los que hacen eso es con los que te tienes que quedar. Besitos invulnerables

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Y ojalá el mundo esté lleno de ”pobres inocentes” como vos, Oscar... yo por lo pronto agradezco el que nuestros caminos se hayan encontrado... me encantan esos mimos que me dejas.

      Besitos a montones y a ver cuándo ese café junto con Laurita!

      Borrar
  14. Los abrazos tienen más poder curativo que algunas medicinas.
    Un saludo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Esto yo te lo firmo y confirmo... absolutamente cierto!

      Un beso.

      Borrar
  15. Que estupenda esta lectura Alma, la vulnerabilidad...nosotros mismos siendo nuestro mayor castigo, la autocrítica, para saber que un simple hola es un tesoro, y un abrazo...ufff, ya no te digo

    Un beso!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Que estas palabras las digas tú, Don Dumas, es todo un honor... gracias, de verdad.

      Un besote!

      Borrar
  16. Sensible la veo hoy signorina.
    los fuertes también necesitan cuidados y caricias. Aunuqe no muestren necesidad.
    Sea un poco egoísta y exija su cuota de placer, antes de darse tanto.
    un montón de besos
    S



    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Siciality, imagine usted que si ya me cuesta pedir, el vergo "exigir" está fuera de mi vocabulario... y sí, los fuertes necesitan de mimos para seguir siéndolo.

      Besos.

      Borrar
  17. Ser sensible no nos hace débiles. Ser vulnerables es ser sensibles, una pequeña grieta que se nos abre en el pensamiento, o en el alma. Mostrar como somos no es crimen. el crimen está en taparnos pero ¿quién no se tapa si salir afuera es ir a pecho descubierto, ir a la guerra sin armas? Pero, en ocasiones, hay alguien que está de frente, esperándonos, y como dices, abriendo los brazos para hacernos nido en él porque es eso lo que precisamos. Porque las grandes batallas con nosotros mismos acaba en la calidez del otro también.

    Un abrazo enorme. Un beso, Almi. No dejes de ser tú pero no sean tan dura contigo misma.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Ainssssssssssssss Mağ... tú sí que sabes de ponerle cara al viento cuando éste parece te quitará la piel a jirones; y sin embargo, allí estás. En todos estos años tú me has enseñado tanto, me has dado tanto... que yo sólo sé que siempre te estaré agradecida.

      Me quedo en tu abrazo, como siempre, porque sé que allí puedo hacer nido. Besissssssssssssssssssssssssss hermosa!

      Borrar
  18. Nada como un abrazo. De esos lentos que vas notando la presión poco a poco. Te llena de cariño y amor.
    Un beso Alma :)

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. De (a)brazos así, Gumer, estoy segura que podría hacerme adicta.

      Un besote.

      Borrar
  19. Soy una convencida de que la vulnerabilidad es como un portal. Cuando aceptas tu propia vulnerabilidad y la compartes con otro esa relación llega a otro nivel, se amplía... es lindo sentir que puedes ser vulnerable sin miedo, luego de todas las heridas. Confiar vale la pena =)

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Bienvenida a esta playa, Cristina! ...eso primero que nada.

      Pues estoy de acuerdo contigo, de verdad estoy convencida de ello también yo... sólo digo que a mí me cuesta un poco -bastante- mostrar esa vulnerabilidad.

      Borrar
  20. Ay, Alma, he llegado al abrazo y me ha dolido echarlo tanto en falta, tenerlo tan lejos, casi inalcanzable...

    ResponderBorrar

Tus huellas también las siento...